21/11/15

El Desafío de los 30 Días (3ª ed) - Pregunta 21


Pregunta 21: Las entidades y poderes que recorren el mundo no viven en una burbuja, independientes unas de otras. Conviven, aman, odian, engañan, se alían, y en definitiva, se relacionan con otras entidades. Literariamente, todas las entidades en mundos con tradición politeísta ha mostrado las relaciones entre sus dioses. Los panteones griegos y romanos, por poner un ejemplo, tenían historias más retorcidas que algunos de los culebrones que se pueden ver en la televisión. Siendo como eres un creador de dioses… relaciona tu dios con alguno de los otros dioses creados en la pregunta 4 de este mismo desafío. Puedes descargarte una recopilación de todos los dioses en este enlace.

Respuesta 21: Antes del principio de los tiempos solo existía una diosa. Esta diosa intentó durante una eternidad crear vida. Pero todo lo que creaba era inerte. Creó todo un universo, con sus estrellas, planetas y soles. Pero sin vida.
Un día llegó a una conclusión. Sabía que no era perfecta, que dentro de su ser se hallaba una tristeza que le afectaba a la hora de crear. Así que introdujo la mano en su pecho, lo aferró y tiró fuerte. Al abrir la mano, en su palma, se hallaba una pequeña bolita transparente. Sabía lo peligrosa que podría ser, pero no le dió mucha importancia. La depositó en una esquina del fin del universo y se olvidó de ella.
Al fin la Diosa era feliz, ahora era la Diosa de la Vida. Empezó a crear un planeta, con sus plantas, animales y tantos otros seres con los que experimentó durante millones de años y que a día de hoy sigue haciendo.
De lo que no se percató es que su mayor obra, el ser humano, había obtenido conciencia sobre aquella bolita que olvidó en una esquina, un pequeño ser al que llamaban Yuuch, el dios de la nada.





Publicar un comentario