22/10/14

Esto es lo que veo todos los días al entrar a trabajar



Sí, es la cara de Obi-Wan Kenobi. Os preguntaréis de dónde ha salido y por qué está en la puerta del vestuario.
Pues bien, resulta que trabajo en una sala de recreativos en la que tuvimos durante varios años un par de Star Wars Racer Arcade Deluxe. Estaban tan viejas que los vinilos de los laterales se caían a trozos, así que arranqué un trozo llevándome gran parte de la cara de susodicho sujeto. Se me ocurrió entonces pegarla en la puerta para que se asustara mi compañera que viene por las mañanas. No solo no le asustó, sino que ni ella ni ningún otro individuo la ha quitado desde entonces, y mira que han pasado ya unos cuantos años. No se cuanto tiempo le quedará, pero espero sea para largo, me da fuerza para trabajar.


Publicar un comentario